Spanish + Canadian = Spanadian

Spanish + Canadian = Spanadian
Los inviernos canadienses son mundialmente conocidos por la nieve que cubre el suelo durante casi medio año

viernes, 27 de mayo de 2016

Paper planes

Hoy hace cuatro años, tuve mi primer campeonato gallego de atletismo, en el que además conseguí medalla. Me acuerdo de cuando pasar de provinciales me parecía imposible, y de cómo tres años después un segundo puesto en el campeonato gallego no me parecía suficiente. Supongo que será porque ya lo había conseguido a los 12 años, y lo había mejorado a los 13, consiguiendo representar a Galicia en el campeonato de España. Por alguna razón, pensé que tendría que seguir mejorando al mismo ritmo, o si no sería la peor atleta del mundo o algo así. Mañana tengo el campeonato regional de atletismo, en el que solo me he clasificado para lanzamiento de disco. Es muy poco probable, más bien imposible, que me llegue a clasificar para el provincial, que equivaldría a un campeonato autonómico en España. Es curioso cuánto han cambiado mis estándares.

El día que me enteré de que mi relato iba a ser publicado, probablemente en un libro de relatos cortos junto a otros cuentos ganadores, no pude evitar ir a contárselo a Luca, mi mejor amiga. Me preguntó de qué iba mi relato, y no sabía cómo explicarlo sin hacer spoiler, así que me limité a decir que era complicado. Es interesante, si no irónico, que escribiera un relato ambientado en Alemania sin haber estado nunca allí ni conocer a ningún alemán, y cuando se publicó fui corriendo a contárselo a mi mejor amiga, alemana, sin caer en la cuenta de que mi historia ocurría en su país.
Luca no insistió en querer saber de qué iba mi relato, pero la conozco lo bastante bien para saber que se quedó con curiosidad.

El cumpleaños de Luca se acercaba, e Isaure y yo queríamos organizar algo. Sin embargo, las semanas pasaban, el 20 de mayo de acercaba, y ninguna idea venía a nuestra cabeza. Fue entonces cuando tuve la idea. 

Traducir algo del inglés al español no me resulta tan difícil. Al fin y al cabo, tengo un vocabulario bastante más amplio en mi lengua materna, y mi inglés es, por lo general, bastante informal. Traducir del español (o peor aún, del gallego) al inglés no es nada fácil, pero aun así, sentí que tenía que hacerlo. Traducir mi relato. Luca tenía derecho a leerlo y yo quería que lo leyera. De "Os saltadores do Muro" (en español, Los saltadores del Muro) pasó a llamarse "Paper planes" (Aviones de papel). Lo imprimí y... voilà! Un regalo de cumpleaños.

En ningún momento de la historia menciono que sea Berlín, pero todos los indicios llevan a darlo por hecho. Al fin y al cabo, un muro que separa una ciudad en mitad este y mitad oeste recuerda inevitablemente al Berlín de hace no tantas décadas. Luca será del sur, de Múnich, y solo habrá estado en Berlín un par de veces, pero no hace falta ser alemán para saber del Muro de Berlín. En la última página del relato, menciono a dos soldados de la Unión Soviética. Cualquier duda desaparece con esa aclaración; el relato está ambientado en el Berlín de los años 60.

Tras leerlo, Luca no me dijo que si le había gustado o no. Simplemente, no dijo nada. Pero al día siguiente llegó al colegio y me enseñó una fotografía en su tablet. Estaba en blanco y negro, y lo primero que vi fue a la niña. Una niña de unos doce o trece años de edad, pelo castaño y ropa oscura, da la espalda a la cámara. Parece que mira a lo alto. Unos árboles en frente es lo único que parece haber en esa dirección. Tardo en darme cuenta de un detalle importante: el muro. Un muro de unos tres metros de altura se alza a su izquierda. Lo que más tiempo me lleva reconocer es el avión de papel. Un avión de papel volando por encima del muro, hacia la niña. Luca me explicó que era un montaje hecho con diferentes fotografías, basado en mi relato. Si no me lo hubiera dicho, yo me habría creído que era una fotografía real. Entonces fue cuando me dijo que le había gustado mi relato. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Recuerda que nunca recuperarás una palabra después de haberla dicho... Primero piensa, luego escribe